28 abr. 2017

Manejo de ira y agresividad mediante terapia psicológica para prevenir consecuencias

Las consecuencias negativas de experiencias emocionales subjetivas como la ira, la agresividad y emociones parecidas son las que llevan a personas a solicitar ayuda profesional. Consecuencias de agresión, de sufrimiento propio, de enfermedades cardiovasculares (Williams et al., 2000, Barefoot et. al., 1989), de disminución de capacidad de resolver problemas, problemas de relación, problemas laborales, problemas legales, etc. Algunas de ellas, como los problemas médicos, a más largo plazo, más fácilmente observables.

Furia, de Francis Bacon

Aproximadamente, tan negativo puede ser el patrón continuo de expresar esta alteración emocional de forma abierta o en forma de catarsis, llevando a una acción verbal o motriz violenta; como una contención forzada e intento de suprimir la misma, sin un manejo adecuado, enquistándose la rabia, la hostilidad (Kassinove y Tafrate, 2002).

Los informes verbales de la propia persona, los de terceros, los autorregistros, las pruebas psicométricas y la observación en la sesión sirven para personalizar el caso y ajustarle la psicoeducación del fenómeno psicológico y la psicoterapia de regulación, validando la experiencia cuando sea necesario, que llevará a resolver discusiones o conflictos de una manera más sana y beneficiosa.


9 abr. 2017

Terapia psicológica en la depresión


La depresión mayor es un trastorno del estado de ánimo con síntomas de estado de ánimo depresivo, pérdida de interés o capacidad para sentir placer y otros como pérdida o aumento del apetito casi cada día, fatiga o pérdida de energía casi cada día, sentimiento de culpa o inutilidad disfuncionales casi cada día, agitación o enlentecimiento psicomotores, disminución de la capacidad de pensar o concentrarse o indecisión, etc (APA, 2000). Afecta a una parte considerable de la población como se observa en el siguiente gráfico de prevalencia por comunidades autónomas:

La distimia es algo más leve que la depresión, aunque comparte gran parte de la sintomatología, con la diferencia que su curso es más mantenido en el tiempo. La mayor parte de personas con distimia experimentan a la larga un episodio depresivo mayor (Klein, Lewinsohn y Seeley, 2000).

En cuanto a la medicación, algunos de los psicofármacos utilizados son los antidepresivos tricíclicos (ex: Imipramina: Tofranil), los inhibidores de monoaminooxidasa, MAO, y los inhibidores de la recaptación de la serotonina (ej: fluoxetina: Prozac).

El modelo de explicación de la depresión y la psicoterapia van unidos. Así, de una vulnerabilidad psicológica, de un suceso vital estresante (Barlow y Durand, 2007) o de unas circunstancias iniciales se pasa a una amplia gama de evitaciones, incluyendo evitación emocional mediante uso de alcohol u otras sustancias, y a un bucle de desesperación (Pérez-Álvarez, 2012) que mantiene la trampa depresiva. La terapia psicológica derivada de este modelo tiene eficacia al mismo nivel comparada con el fármaco, con el valor añadido de que se mantiene a lo largo del tiempo o que no deja efectos secundarios. No se considera la depresión como problema cerebral, sinó que ese problema es por cosas que ocurren en la vida y se reacciona y se responde de determinada manera y ocasionan ese alto sufrimiento y sensaciones junto a determinados pensamientos. Para salir del entrampamiento de la depresión la terapia psicológica cuenta con metanálisis de eficacia y acaba dando a la persona las riendas de su vida.

16 mar. 2017

Terapia psicológica para acontecimientos vitales estresantes

Hay un test de fuentes de estímulos estresores, elaborado por el doctor Thomas Holmes y llamado Inventario de Experiencias Recientes, que recoge sistemáticamente acontecimientos vitales estresantes. Algunos de ellos son los siguientes (y se podrían añadir otros):

-He tenido muchos más o muchos menos problemas en el trabajo.
-Ha tenido lugar algún cambio importante en mis hábitos de sueño (duermo mucho más o mucho menos o a distintas horas).
-Ha tenido lugar algún cambio importante en el número de familiares con quien convivo (muchos más o muchos menos que los habituales).
-Ha tenido lugar algún cambio importante en mi situación económica (mucho mejor o mucho peor que lo habitual).
-He tenido problemas con la ley.
-Lesión o enfermedad personal grave.
-Fallecimiento de algún familiar próximo, del cónyugue u otras personas con relación signiticativa.
-Matrimonio.
-Cambio de residencia.
-Divorcio, separación o reconciliación.
-Jubilación.
-Modificaciones importantes del negocio (fusión, reconversión, quiebra, etc.).
-Algún logro personal importante.
-Cambios importantes en las condiciones de vida (construcción de una casa nueva, remodelado de la casa o el vecindario).
-Embarazo.
-Acabar de pagar un préstamo, un crédito o una hipoteca.

Según el investigador Holmes, a más cambios registrados mayor probabilidad de problemas de salud en un futuro próximo; y el estrés los 2 años anteriores puede ser acumulativo.

Hay una serie de síntomas que se pueden dar en relación a los sucesos vitales anteriores (Davis, McKay y Eshelman, 1988) o en situaciones límites: ansiedad, depresión, desesperanza, hostilidad, irritabilidad, obsesiones, miedos,…y más somáticos como tensión muscular, colon irritable, dolores de cabeza, dolores de cuello, dolores de espalda, indigestión, úlcera péptica, estreñimiento crónico, diarrea crónica, espasmos musculares, tics, temblores, insomnio, dificultades para dormir, obesidad o debilidad física.

Para conocer cómo se reacciona ante el estrés y aplicar técnicas y otros recursos psicoterapéuticos, la ciencia psicológica tiene su corpus de conocimiento y aplica métodos basados en la evidencia.

Translate