22 ago. 2016

Intervención en problemas durante la adolescencia

La adolescencia es un período de cambios y de transición entre infancia y edad adulta. Hay cambios biológicos corporales acompañados de variaciones de aspectos psicológicos de personalidad y carácter.

Hay aspectos de problemática que pueden requerir intervención psicológica, gran parte de los más habituales son: inestabilidad emocional, problemas relacionados con la ansiedad, depresión, impulsividad, autoestima afectada, rabia, rebeldía y agresividad, problemas en los estudios y desmotivación, problemas de atención, aislamiento, afectación de acontecimientos vitales estresantes, problemas en la alimentación, pensamientos con conductas disfuncionales, consumo de tóxicos u horas de videojuegos u análogos elevadas, dificultades en las relaciones interpersonales, dificultades de alfabetización emocional, conflicto de estilos de vida, normas y valores entre padres e hijos.

Ese conjunto de dificultades se puede abordar con éxito, mejorando la calidad de vida y logro de metas y, además, con perspectiva de prevención. Si un trastorno o problemática se inicia en la infancia o en la adolescencia y se mantiene en la edad adulta, éste puede ser más difícil de modificar posteriormente, estando cronificado, o puede haber precipitado a otro problema aún mayor. Algunos problemas no se llegan a tratar hasta que no han tocado fondo o se han descompensado del todo. Algunos de los trastornos más graves cursan su inicio en esta edad.

Las personas y la campana de Gauss

Partiendo de la posibilidad de una objetividad completa de las variables definidas, lo más medible y lo más empírico posible, la campana de Gauss o curva de distribución normal permite colocar una variable en un continuo de pej 0 a 100. En una muestra poblacional, los valores centrales son los que tienen más personas y los laterales son los que tienen menos. Se pueden poner el peso, altura, CI, notas de asignatura, nivel  de renta, consumo semanal de pescado, síntomas clínicos psicológicos/psiquiátricos, etc. Las hay más estables, cambiantes, las hay coyunturales, que varían con la edad, biológicas, ambientales, sociológicas, psicológicas, económicas, circunstanciales, elegidas, consecuencia de otras variables,…

Si pudiésemos tener todas las variables de una persona, cada una en la campana de Gauss correspondiente, podríamos tener una información de qué posición ocupa en cada una respecto al resto de la población; si está cercano a valores centrales o está más o menos cercano a valores extremos en la curva en cada medida. Ésto se podría repetir a lo largo del tiempo. Sin entrar a calificar cada resultado respecto a la media o a los extremos y distribuciones intermedias como positivo o negativo; se podrían tener comparativas de datos entre personas con todas las campanas de Gauss de cada indicador a lo largo de su vida. Difícilmente coincidirían.

Fuente: Wikipedia

2 ago. 2016

Orientación educativa/Psicopedagogía: aprendiendo con historias

La satisfacción de entender las asignaturas y de obtener resultados favorece que los niños quieran ir a la escuela a aprender y, por otro lado, la inteligencia se puede modelar con esfuerzo, no es fija (Willingham, 2011).

Para retener información a largo plazo es necesario que quede un cierto tiempo en la memoria de trabajo, ésto es, prestando atención. Además, la manera en que los alumnos reflexionen de algún modo sobre la experiencia y significado de la información llevará a que quede el contenido más marcado a largo plazo; aspecto en el cual la facilitación de la emoción o por la repetición también frecuentemente influyen.

La memoria de trabajo capta conscientemente claves del entorno y le llegan informaciones de la memoria a largo plazo. En este sentido, la cultura general adquirida y conocimientos y habilidades anteriores serán beneficiosos para entender nuevas ideas y enlazarlas, sin tener que prestar tanta atención a otras ya incorporadas.



Para captar la atención y facilitar la reflexión se pueden usar, como recurso educativo, estructuras en forma de historia con 4 componentes: Causalidad (causa-efecto), Conflicto, Complicaciones y Character (personaje). Esta estructura es conocida por el estudiante, resulta interesante y se pueden hacer deducciones de dificultad media. Este sistema se puede aplicar tanto a una clase de historia (ej: Pearl Harbor y 2a guerra mundial) como de matemáticas (ej: cálculo de probabilidades de que salga un número en un dado), en la cual el conflicto sería el problema.

Un ejemplo: 



Las historias tienen poder y forman parte de los usos cotidianos. A la mente humana le favorecen las historias, anécdotas, rimas, aventuras o los eventos de significado agradable o desagradables. Las historias son algo que está en la transmisión cultural:


Translate