Voluntad de sentido

Viktor Frankl fué un neurólogo y psiquiatra con amplios conocimientos de psicología y doctor en filosofía. Tal y como narra en su obra más conocida, una persona puede siempre tener una actitud ante su situación aún en las más difíciles circunstancias. Esa libertad no se la pueden arrebatar, entre el estímulo y la respuesta.

A pesar de esa sincronización de hechos adversos, Frankl pudo sobrellevarlo. Cuenta que tenía un manuscrito con anotaciones teóricas y eso le daba sentido para continuar a pesar de haber perdido a sus familiares. Visto desde la actualidad, pues mejor que no vuelva a pasar nunca. Por otro lado, constituye una literatura de gran calidad y una explicación de las vivencias excelente, independientemente de la logoterapia.