Intervención psicoeducativa a padres de niños con problemas de conducta

Se realizó un grupo a padres de niños que presentaban comportamientos disruptivos y los padres se veían finalmente desbordados por las situaciones cotidianas. Las sesiones se dividían en 2 bloques: el primero de habilidades de comunicación (con lo cual se pretendía dar énfasis a la mejora de la relación) ; el segundo de técnicas para aumentar y reducir hábitos y conductas.

Tras las sesiones se observó un aumento de la competencia parental autopercibida o de los conocimientos pedagógicos de los padres, así como un cambio en el perfil de estilos educativos, lo cual se informó con tests.

Esta intervención tiene carácter inmediato (busca el cambio durante y tras el fin de la intervención) y a largo plazo, ya que los problemas en la relación padres-hijos pueden acrecentarse en edades posteriores, así como los problemas de comportamiento, siendo quizás más difíciles de subsanar. Si, por ejemplo, se mantienen las normas con firmeza a pesar de las insistencias o los comportmientos desadaptativos del niño, se estará en la senda de un mantener un rol de padres más beneficioso para el niño (sabrá éste qué puede o no hacer) y para los padres también (menos problemas en situaciones posteriores de crianza).

Referencia: Manjón, I. (2011). Grupo psicoeducativo a padres de niños con problemas de conducta. Isep science, nº1.