Psicología y terapia de pareja

Una pareja podría definirse como un sistema o díada (compuesta por 2 personas). Además de la evolución histórica del concepto y de la cultura de las relaciones humanas que lo envuelve, se puede hablar actualmente de variedades relacionadas con la palabra: noviazgo, relación estable, matrimonio o pareja de hecho. Como se indicó, es una díada, un lugar de afecto, un pequeño grupo con intereses y metas comunes, con roles, reglas y tareas propios. En ocasiones es sede de la parentalidad y la familia.

Se pueden considerar 2 niveles: individual e interrelacional. En el nivel individual hay una persona con su autoestima, identidad y manera de gestionar las situaciones. En el nivel interrelacional hay una parte afectiva y otra más instrumental, en la que destaca la solución de problemas y toma de decisiones. La comunicación es una variable mediadora de ambas.

En la insatistacción matrimonial se daría mayor intercambio de sentimientos negativos (crítica, riñas, amenazas, violencia o frustraciones) que de positivos, no se cubren necesidades del otro, se dan determinadas expectativas de rol, intromisiones, interacción coercitiva, fenómenos de poder, determinadas áreas afectadas, comunicación pasiva o agresiva, etc.

En la terapia de pareja se trabaja la relación, la gestión de estados emocionales, el contexto, las consecuencias y significados de la pareja. Poco a poco en la consulta se hace propio y espontaneo un modo constructivo de relación que se transfiere a la interacción cotidiana entre ambos. Inclusive, la consultoría de pareja puede ser útil en situaciones de tránsito hacia una situación de divorcio.