Asertividad: una habilidad en las relaciones interpersonales y resolución de sus problemas

En el día a día una persona se encuentra en situaciones de relaciones humanas a responder. En unas está en una posición inferior (pej, un empleado ante un empresario o a veces un ciudadano ante la Administración), está a un nivel equivalente (ej: amistad o compañeros de trabajo de mismo grupo profesional o entre vecinos, etc) o está en un nivel superior; pero en todas ellas se puede conversar desde la asertividad, que sería un repertorio de conducta interactiva orientado a resolver situaciones y problemas interpersonales de una manera lo más constructiva y justa posible. 

Se podría decir que es una habilidad social de solución de conflictos entre afectados en una comunicación que, de no resolverse asertivamente, podría llevar a una tensión conflictiva elevada que continuara hacia consecuencias tal vez más negativas.

Está relacionado con el estilo de comunicar asertivo, el poder defender los derechos, exponer una opinión, explicar una normativa de determinada manera, pedir modificaciones, realizar peticiones o demandas, recibir críticas, admitir errores, llegar a acuerdos, negociar, no aceptar determinadas peticiones o demandas, saber regular la ira, saber manejar la ansiedad en un proceso comunicativo, expresar sentimientos positivos y negativos en relación a la interacción en cuestión. Sería no resolver la situación ni de manera pasiva, si no es lo más beneficioso, ni agresiva, realizando consecuencias que se podrían resolver de otro modo.
¿Cómo lograr ser asertivo? Nivel de voz conversacional, mensajes en primera persona, contacto ocular directo, respuestas directas a la situación, no dejarse llevar por las emociones o mantener una postura erguida y firme.

El no desarrollarse adecuadamente puede deberse a determinados modos de funcionamiento psicológico que se pueden solucionar.

Se trata de una habilidad comunicativa transversal, que se puede desarrollar de manera paralela a otras cuestiones de interés solicitadas a tratar en la sesión, se trabaja de manera central o secundaria en un proceso de mejora personal. Se requiere voluntad de aprenderla y practicarla en el proceso para incorporarla.